El conocido como “Árbol de la Vida”, considerado un superalimento, tiene un gran potencial agronómico en el clima árido almeriense

24 de mayo de 2021. José Ojeda López, alumno de la Escuela Superior de Ingeniería Agrícola de Almería, ha ganado uno de los dos premios concedidos por COITAAL al mejor Trabajo Final de Carrerra 2021 por su estudio técnico-experimental “Genómica evolutiva de la planta huérfana Moringa oleífera”. En este trabajo se confirma el enorme potencial agronómico de la moringa en el clima almeriense, por lo que podría convertirse en un nuevo cultivo debido a las enormes posibilidades de aprovechamiento y comercialización de todas sus partes (frutos, tallo y hojas). La moringa, conocido popularmente como “Árbol de la Vida” es un cultivo de porte arbustivo que está considerado un superalimento debido a sus beneficiosas propiedades para la salud.

El trabajo premiado realiza un análisis del genoma de esta especie comparándolo con otras 10 especies vegetales de distintas familias para conseguir conclusiones a nivel genético de sus propiedades tanto a nivel agronómico como nutricional. Este análisis se ha llevado a cabo mediante novedosos algoritmos de procesamiento de texto, como BLAST, que son usados por programas que realizan clasificaciones de los genes gracias a la tecnología de secuenciación genética.

Los resultados obtenidos en este proyecto han servido para identificar algunos genes responsables del rápido crecimiento de algunas plantas, como Moringa oleífera, así como de otros relacionados con la resistencia a estrés y sequía. Estas características hacen de la moringa una excelente opción de diversificación de cultivos para climas áridos como el de Almería, que ya está empezando a implantarse en algunas pequeñas explotaciones de la provincia.

Harina de escarabajo

En la modalidad de proyecto técnico, ha sido premiado el trabajo “Proyecto de construcción de industria productora de harina de Tenebrio Molitor en el paraje La Aguja, de Martos (Jaén)”, cuyo autor es Álvaro Luque Santiago, alumno igualmente de la Escuela Superior de Ingeniería Agrícola de Almería. El Tenebrio molitor o escarabajo de la harina, ya es utilizado como alimento vivo para reptiles. Este insecto es de gran interés nutricional debido a que en su fase larvaria posee alto contenido en proteína y grasa. Estas características lo convierten en un excelente alimento para añadir en la dieta del ganado y de peces.

El proyecto técnico se centra en la construcción de una planta con casi 5.000 metros cuadrados de superficie, divida en dos grandes áreas destinadas a la cría de la larva de este escarabajo y la otra al procesado de la harina. En las naves de cría tiene lugar el desarrollo de las larvas, recreando las condiciones óptimas de temperatura y humedad en ausencia de luz, debido a que son fotosensibles.

Cuando las larvas tienen el tamaño óptimo, antes de la entrada en la fase de pupa, las larvas son introducidas en un deshidratador. Una vez la larva está deshidratada, se introduce en un molino de martillos hasta la obtención de una harina fina, que será envasada en sacos de 25 kg con destino a la industria elaboradora de piensos compuestos.

Ambos trabajos han recibido hace unos días sendos premios de 1.000 euros cada uno otorgados por COITAAL durante un acto oficial que tuvo lugar en la sede colegial en Almería. En el acto de entrega de premios, además de los dos alumnos cuyos trabajos han sido reconocidos, estuvieron presentes el Presidente de COITAAL, Fernando Paniagua, y Rosa María Ayala, Directora de la Escuela Superior de Ingeniería de la Universidad de Almería (UAL).