Con motivo del Día Mundial del Agua

COITAAL destruye dos falsas creencias de los agricultores y demuestra cómo ahorrar agua

Los ingenieros agrícolas recomiendan el uso de tensiómetros y evitar riegos durante el proceso de solarización

22 de marzo de 2022.Con motivo del Día Mundial del Agua, que se celebra hoy con el lema “Valoremos el Agua”, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería (COITAAL) considera que el campo almeriense debe hacer un esfuerzo permanente por aprovechar cada gota de agua de la manera más eficiente posible con el doble objetivo de minimizar los consumos hídricos y, al mismo tiempo, contribuir a la recuperación de los acuíferos subterráneos. Sin embargo, reducir el consumo hídrico de la agricultura intensiva almeriense es un objetivo incompatible con algunas creencias muy extendidas y que son aceptadas por muchos agricultores, aunque no se sustentan en una base científica.

Por ejemplo, muchos productores están convencidos de que el uso de tensiómetros no aporta ningún beneficio. Esto es rotundamente falso, ya que los tensiómetros son como raíces artificiales capaces de informar con precisión sobre la cantidad exacta de agua que el suelo es capaz de “beber”. Por tanto, una sencilla red de tensiómetros y una adecuada lectura periódica puede conseguir ahorrar una cantidad importante de agua y evitar que los cultivos sufran encharcamientos que facilitan la aparición de enfermedades provocadas por hongos y bacterias que pueden ocasionar graves daños en cuello y raíz.

La necesidad de regar durante la solarización, en el proceso de desinfección del suelo, es otra de las falsas creencias que elevan el consumo de agua de forma totalmente innecesaria. Existen estudios concluyentes que demuestran que regar durante la solarización no mejora los resultados finales, pero sí dispara el consumo hídrico. Mantener la humedad del suelo de forma uniforme en toda la superficie antes de instalar el plástico de solarización es muy importante para conseguir una desinfección adecuada del suelo.

En cambio, sí existen diferencias en la época del año en que se lleva a cabo la solarización, siendo los meses más adecuados junio, julio y agosto. También se ha demostrado que cuando existen problemas de hongos o nematodos, la solarización es más efectiva si se aumenta su duración, especialmente cuando hay enarenado o poca materia orgánica, ya que en ese caso se alcanza menos temperatura y por tanto el efecto es menor.

Trabajo conjunto

COITAAL, como miembro de la Mesa del Agua de Almería, valora muy positivamente el gran trabajo conjunto que están realizando los regantes almerienses para gestionar aguas de diferentes procedencias y garantizar el suministro en el modelo agrícola almeriense, uno de los más competitivos del mundo y que obtiene un alto valor económico de cada gota de agua. En este sentido, cobran cada vez más importancia las aguas regeneradas y desaladas, gracias a las cuales podrán ponerse en marcha planes integrales de recuperación de los acuíferos.

La agricultura almeriense también se caracteriza por un proceso de mejora continua de los sistemas de riego por goteo y por el desarrollo de medidas dirigidas a reducir la evaporación, como la colocación de cubiertas en las balsas. Además, en los últimos años se ha extendido el aprovechamiento de las aguas de lluvia, que son canalizadas desde las cubiertas de los invernaderos para su posterior aprovechamiento en riego.

COITAAL también ha comprobado que el auge de la agricultura ecológica ha incrementado la incorporación de restos triturados de cosecha al suelo. Esto hace que esa despensa de alimento que constituye el complejo arcillo-húmico en un suelo con más materia orgánica se convierta en una gran reserva de agua llena de nutrientes que son absorbidos por las plantas.