Ingenieros y Agricultores apuestan por el futuro del Campo Almeriense

El pasado día 4 de marzo ha tenido lugar la firma de un acuerdo entre las organizaciones agrarias representativas del sector productor y la organización colegial que acredita profesionalmente a más de mil doscientos ingenieros de nuestra provincia, celebrándose dicho encuentro en la sede colegial de la Ribera de la Almadrabillas. Han intervenido María Teresa García, Presidenta del COITAAL, Francisco Vargas, Presidente de ASAJA, Francisco Góngora, Secretario Provincial de COAG y Roque García, Secretario de Organización de UPA.

La finalidad del convenio es colaborar por el futuro y la potenciación del sector agroalimentario de la provincia de Almería, reuniéndose en torno al mismo los agentes protagonistas implicados en los subsectores hortícolas, frutales, frutos secos, viñedo, olivar, cereales, forrajeras, ganadería de ovino-caprino o porcino entre otros.

El acuerdo permitirá facilitar los trámites y trabajos en los que intervienen los ingenieros técnicos agrícolas de cara a su tramitación, promover actuaciones que permitan la gestión conjunta de los mismos, apoyar al sector en la resolución de cuestiones administrativas y reducir los costes en la tramitación de la documentación colegial. De esta manera las organizaciones agrarias contarán con un importante apoyo dentro de la labor que realizan como gestores de numerosas cuestiones para las que ofrecen el apoyo de sus departamentos técnicos y administrativos: proyectos, valoraciones, tramitación de ayudas, cursos, etc.

La asistencia técnica y la formación han sido puntos destacados en el encuentro, poniendo al servicio del sector los conocimientos de la técnica y permitiendo actuar de manera coordinada ante cualquier circunstancia sobrevenida.

El acuerdo que reúne en torno a la institución colegial al sector productor supone la voluntad decidida de las partes de contribuir al avance del sector agroalimentario provincial en un momento en el que las circunstancias son especialmente complicadas para la mayoría de actividades, pretendiendo simplificar y mejorar la eficacia de los trabajos y trámites técnicos-administrativos, que en ocasiones suponen un elemento limitante para la puesta en marcha y el funcionamiento de las explotaciones.