Francisco Maleno Martín. Colegiado nº 1791

¿De dónde eres Fran?
Soy de El Ejido.

¿Cuántos años llevas colegiado?
Unos diez años. (Risas)

¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?
Cuando terminé la carrera, estuve trabajando en una empresa de investigación en el extranjero y cuando volví a España, comencé haciendo prácticas en una empresa de mejora vegetal, pasando por control de calidad y tres años asesorando en Agroejido.

¿A qué te dedicas actualmente?
Me dedico al asesoramiento integral de cultivos intensivos hortícolas en Lupión y Rodríguez, una empresa que supera los 25 años de existencia, aportando insumos agrícolas y un servicio de calidad a sus clientes.

¿Cómo es el trabajo del asesoramiento en campo?
Gratificante, porque tu trabajo diario influye directamente en las condiciones de sanidad vegetal de los cultivos  y en la rentabilidad de las explotaciones.

¿Hay otra ocupación profesional que te llame la atención?
Si, siempre me ha llamado la atención la investigación sobre mejora genética y la fisiología vegetal.

¿Cómo te describirían tus amigos?
Tranquilo, empático y comprometido. (Risas)

¿Qué es lo que te hace realmente feliz?
Desde que he sido padre, mi hija Cala me hace muy feliz. También la familia y los amigos.

¿Con qué refrán te identificas?
“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”

¿Cómo recuerdas tus inicios?
Perdido. Tenía muchas ganas de aprender y bastante inseguridad

¿Recuerdas algún momento de pensar “tierra trágame”?
Recuerdo una auditoría en una explotación agrícola,  estuve repasando los puntos de revisión con el agricultor y organizando la ubicación de los fitosanitarios. Al día siguiente, en la visita con el auditor, no había nada en su sitio y pensé “tierra trágame”. (Risas

¿Qué tipo de música te gusta escuchar?
Un poco de todo. Principalmente rock internacional, como Iron Maiden y Metallica.

¿A qué concierto te gustaría asistir después de la pandemia?
Me gustaría asistir a un festival de varios grupos. (Risas)

¿Qué es lo que más te hace reir?
Algunas conversaciones con amigos y con la familia. También me rio mucho con “Tricicle”, compañía teatral que lleva cuatro décadas de humor inteligente, hilarante y entrañable.

¿Libro o videojuego?
Libro. Prefiero leer un libro, a perder el tiempo con un videojuego. (Risas)

¿Cuál es tu fruta u hortaliza de Almería preferida?
Como alimento, consumo mucho tomate, pepino y calabacín y para trabajar, me gusta el pimiento y el cultivo de tomate. Me gusta ver el tomate rama cuando se desoja.

¿Control biológico ó lucha integrada?
Las dos técnicas se utilizan de forma conjunta, aunque me gustaría que el control biológico fuese más representativo en los cultivos de primavera.

¿Qué es lo que más te gusta del sector?
El dinamismo y la mejora continua de los ingenieros y de los agricultores.

¿Qué cambiarías urgentemente en la agricultura almeriense?
La inestabilidad en la comercialización y la gestión de residuos inorgánicos.

¿Qué opinas de la receta fitosanitaria?
Es muy necesaria. En mi opinión, no es conveniente que cualquier persona pueda adquirir materias activas sin el control de un ingeniero agrícola.

¿Qué opinas de la agricultura ecológica?
Es el siguiente paso para la sostenibilidad de nuestra agricultura.

¿Cómo crees que un ingeniero agrícola debe diferenciarse?
El trabajo de un ingeniero es siempre diferente porque antes de tomar una decisión, pone en práctica todos los conocimientos adquiridos en la Universidad.

Autor: Fernando Paniagua