Lidia Martínez Pastor. Colegiada nº 1947

¿De dónde eres Lidia?
Mis padres son andaluces, nací en Barcelona y me he criado en Almería (risas).

¿Cuántos años llevas colegiado?
No muchos, creo que seis (risas).

¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?
Comencé con unas prácticas en el equipo técnico del grupo Tecniagro, después estuve cuatro años en la Unión y actualmente llevo seis años en Abomar. Un almacén de suministros agrícolas.

¿A qué te dedicas en la actualidad?
Trabajo en contacto directo con los agricultores, asesorando en campo por la zona de Adra, principalmente.

¿Cómo es el trabajo del asesoramiento en campo?
Un trabajo que me aporta mucho y con el que me siento realizada, porque participo del cuidado y la evolución de los cultivos. En el asesoramiento, se crea un vínculo profesional y personal con los agricultores con el fin de sacar la cosecha adelante.

¿Hay alguna ocupación profesional que te llame la atención?
Me gustaría hacer asesoramiento en cultivos tropicales y en plantas ornamentales.

¿Cómo te describirías en tres palabras?
Seria, trabajadora y muy cabezona (risas).

¿Qué es lo que te hace realmente feliz?
Viajar me encanta, disfruto mucho preparando el viaje (risas).

¿Con qué refrán te identificas?
“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” (risas).

¿Cómo recuerdas tus inicios?
Muy perdida, pero con muchas ganas e ilusión por aprender.

¿Has tenido alguna vez el pensamiento de “tierra trágame”?
Si, pasando alguna auditoria, ni yo podía creer lo que estaba viendo y oyendo (risas).

¿Qué música te gusta escuchar?
El pop español. Alejandro Sanz me gusta mucho. También Pablo Alborán y Duncan Dhu.

¿A qué concierto te gustaría asistir después de la pandemia?
Me gustaría ver un concierto de Alejandro Sanz.

¿Qué es lo que más te hace reír?
Echar un rato con las amigas, que con esto del COVID, lo hecho mucho de menos. Hablar con gente de confianza y contar anécdotas, me relaja y me llena de energía positiva.

¿Playa ó montaña? ¿Qué te llevarías?
Playa y en el Cabo de Gata. Me llevaría protección solar y un buen libro (risas).

¿Cuál tu fruta u hortaliza de Almería preferida?
Me gustan todas las frutas y las verduras, sin embargo, no me gusta mucho la carne y el pescado, aunque también como un poco.
En asesoramiento, se me dan bien todas las hortícolas (risas).

¿Control biológico o lucha integrada?
Los dos, porque hay cultivos donde el control biológico funciona muy bien y otros cultivos, en los que es necesario utilizar lucha integrada.

¿Qué es lo que más te gusta de sector?
Los controles de calidad tan meticulosos por las que pasan nuestras hortalizas. Creo que es un punto diferenciador muy importante respecto a los países competidores.

¿Qué cambiarías urgentemente de la agricultura almeriense?
La gestión de los residuos inorgánicos. Tanta gente como estamos en el sector y nadie le da una solución efectiva al problema.

¿Qué opinas de la receta fitosanitaria?
Me parece muy bien, yo sigo haciendo la receta a mano (risas).

¿Has trabajado con planta ornamental?
No, pero el proyecto técnico de fin de carrera lo hice sobre una explotación de planta ornamental con nave industrial e invernadero multitunel en Vícar. Cultivaba geranios y poinsettia. Me valió mucho para aprender cómo gestionar todo el proceso, pero me costó la misma vida (risas).

¿Qué te ha parecido la entrevista?
Muy bien, hemos echado un rato muy a gusto. Gracias.

Autor: Fernando Paniagua