Conferencias realizadas por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas en Expolevante Nijar 2014

“EL REGISTRO OFICIAL DE PRODUCTORES Y OPERADORES DE MEDIOS DE DEFENSA FITOSANITARIOS (ROPO)” a cargo de Ana Belén García (Técnico de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Almería): El ROPO es un registro nacional que gestionan las diferentes comunidades autónomas y en el cual se incluyen a todos los productores y entes que operan relacionados con los productos fitosanitarios en el ámbito profesional. Consta de u secciones, suministrador (distribución, puesta en el mercado de los productos, fabricantes y logística), tratamientos, asesoramiento y usuarios profesionales. Los incluidos en el ROESP (distribuidores y fabricantes) se han integrado de oficio en el actual ROPO.

EL “ASESOR” EN LA GESTIÓN INTEGRADA DE PLAGAS (GIP): a cargo de Teresa García (Presidenta del COITAAL): Desde el 1 de enero de 2014 la Gestión Integrada de Plagas es obligatoria para el uso profesional de fitosanitarios en ámbitos agrarios y no agrarios (campos de golf, parques y jardines públicos etc). El MAGRAMA hizo público en 2013 en su página web un listado de producciones y tipos de explotaciones de baja utilización de productos fitosanitarios exentas de asesoramiento en GIP. Para estas explotaciones el MAGRAMA publicará unas Guías de GIP por cultivo o grupos de cultivos y para el resto de explotaciones será obligatorio tener un Asesor inscrito en el ROPO y una documentación de asesoramiento correctamente cumplimentada. Cada parte del contrato debe asumir su responsabilidad. Las explotaciones certificadas por empresas acreditadas en Producción Integrada (pertenecientes a APIs), Agricultura Ecológica o pertenecientes a ATRIAS están cumpliendo con la GIP.

OBLIGATORIEDAD DEL CUADERNO DE EXPLOTACION: a cargo de Mª Carmen Méndez (Técnico de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Almería): Desde enero de 2013 todas las intervenciones fitosanitarias en una explotación agraria deben quedar reflejadas en el Cuaderno de Explotación o en la Documentación de Asesoramiento. Desde la página web de la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía se pone a disposición TRIANA (Tratamientos Integrados en Andalucía en Agricultura); una herramienta para la gestión del cultivo desde el punto de vista técnico, especialmente en el caso de parcelas en producción integrada. Al manejo de los diferentes muestreos puede incorporar la información climática, analítica, operaciones de cultivo,… con su posterior elaboración gráfica. Permite el análisis de la información acumulada y la consiguiente toma de decisiones, añadiendo la confección del cuaderno de explotación y complementándose con ayudas sobre aspectos fitosanitarios. En definitiva, la Administración de la Junta de Andalucía dispone de una aplicación informática gratuita que permite cumplir con las obligaciones de los agricultores generando el Cuaderno de Explotación y facilita la toma de decisiones de los asesores en Gestión Integrada de Plagas.

EXPERIENCIAS DE GIP EN EL USO SOSTENIBLE DE PRODUCTOS FITOSANITARIOS: a cargo de José Manuel Doñas (Ingeniero Técnico Agrícola del COITAAL): Desde que en 2006 se comenzó a apoyar la Producción Integrada desde la Junta de Andalucía a través de varias líneas de subvención el conocimiento de organismos de control biológico OCB por parte de los agricultores ha sido tal que la evolución de la agricultura actual está tomando la dirección de la agricultura ecológica por eficiencia y rentabilidad. En esta ponencia se pretenden dar a conocer diferentes experiencias y líneas de investigación que se están desarrollando y que, según el RD de uso sostenible, se consideran herramientas preferentes en la gestión integrada de plaga.
Con el objeto de obtener frutas y verduras con trazabilidad (Máxima calidad, más respetuosa con el medio ambiente y con mayor garantía sanitaria) garantizando así una mayor oportunidad y garantía de futuro para nuestra agricultura se persigue maximizar el aprovechamiento del ecosistema al que pertenece la planta (entorno radicular y foliar) optimizando los recursos con el máximo aprovechamiento energético de las mismas.
Entre otras, se emplean técnicas como son el respeto de la fauna autóctona, utilización de organismos de control biológico (insectos, ácaros y nemátodos entomopatógenos), mantenimiento de un óptimo equilibrio nutritivo que evite falta de productividad por desequilibrio por elemento deficiente, uso de elementos fertilizantes indispensables (como el Acido ortosilícico; única forma de silicio fácilmente asimilable por las plantas y que nos promueve una mayor movilidad de macro y microelementos en la planta e incluso conforma una estructura en la planta más fortificada y por tanto menos apetecible para el desarrollo de patógenos) o la utilización optimizada de microorganismos específicos en las diversas fases del desarrollo de cultivo.
Se ha demostrado que la eficiencia en la mejora de absorción de diversos elementos nutritivos del suelo incluso en formas no asimilables por las plantas principalmente nitrógeno, fósforo, calcio, hierro etc. Se convierte en un factor muy importante al disminuir en el suelo los residuos de fertilizantes y por la mayor degradación de elementos químicos. Además, dado que el crecimiento de microorganismos beneficiosos principalmente bacterias en suelo es mucho mayor que los hongos patógenos, éstos pierden actividad y eficiencia por disponer de menos espacio físico de forma progresiva. También se ha demostrado que la eficacia de diferentes microorganismos para el control de plagas y enfermedades respetuosas con la fauna auxiliar.
Estos conocimientos nos hacen disponer cada año de herramientas más eficaces para el control de las diversas plagas en el campo e incluso nos permite la utilización de técnicas compartidas (Sistema Vip control…) ya que el uso de todas esta tecnología incrementan la capacidad productiva de las plantas y por tanto su rendimiento.

CARACTERISTICAS TÉCNICAS EXIGIBLES A LAS MALLAS DE PROTECCIÓN DE CULTIVOS: a cargo de José Ángel Navarro (Ingeniero Técnico Agrícola del COITAAL): Con la utilización de polinizadores inicialmente y la implantación del control biológico en los recintos invernados, la colocación de mallas como barrera física contra la entrada de insectos que son plaga de los cultivos, ha adquirido gran importancia durante los últimos años. De otra parte, desde que la Junta de Andalucía a través de la Orden de por la que se establecen medidas de control obligatorias y recomendaciones para la lucha contra las enfermedades víricas, incluyera en el año 1991 la colocación obligatoria de mallas, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería, promovió y organizó una serie de encuentros entre todos los agentes implicados: administración a través de servicio de protección de los vegetales, industria productora, agricultores, centros de investigación y distribuidores de mallas, y