¿Conoces a nuestra compañera Antonia?

¿De dónde eres Antonia?
De Villanueva de Córdoba.

¿Cuántos años llevas colegiada?
Desde el año noventa y uno. Veintinueve años.

¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?
Comencé dando cursos a agricultores. Luego pasé por varias empresas del sector como Consumomar, Ejidomar y Agroiris.  Gestioné una finca de planta ornamental y durante un tiempo estuve sin ejercer la profesión. Ahora trabajo en la Cooperativa Santa María del Águila.

¿A qué te dedicas actualmente?
Me dedico al asesoramiento de agricultores en campo

¿Qué reto profesional te gustaría conseguir?
Me gustaría implantar el control biológico en todos los cultivos.

¿Cómo es el trabajo del asesoramiento en campo?
El asesoramiento se basa en acompañar al agricultor desde el inicio de la campaña, para elaborar un plan estratégico integral de actuación y consensuar con él la toma de decisiones.

¿Cuál es la clave para mantener la frescura con el paso del tiempo?
La ilusión. No perder la motivación y el compromiso por ejercer de forma responsable tu profesión.

¿Cómo te describirías en tres adjetivos?
En ausencia de respuesta, el entrevistador la describe como auténtica, empática y natural (risas)

¿Cómo recuerdas tus inicios en la profesión?
Con mucha responsabilidad y felicidad. El hecho de ser una de las primeras mujeres que asesoraban en campo,  me hacía sentir mucha presión en las decisiones que tomaba y mayor felicidad cuando conseguía los objetivos buscados gracias al trabajo bien hecho.

¿Has trabajado para cultivos extensivos ó aire libre?
He trabajado el cultivo de pimiento de padrón en la parte oriental de la alpujarra granadina, Ugíjar. También trabajé tres años con plantas ornamentales.

¿Cuál es tu habilidad más especial?
La empatía y saber escuchar. El asesoramiento en campo, demanda ponerse en el lugar del otro y en ocasiones apoyar anímicamente.

¿Qué consejo le darías a los compañeros que no encuentran trabajo?
En mi opinión, en Almería no hay problema para que nuestros compañeros encuentren trabajo, pero si tengo que dar un consejo, sería que empiecen en el sector aunque sea en algo que no les guste demasiado.

¿Qué tipo de música te gusta escuchar?
El flamenco es lo que más me gusta. Camarón, Mercé y Aurora Vargas.

¿Recuerdas el último concierto que estuviste?
Un concierto espectacular de Ara Malikian, violinista libanés de origen armenio afincado en España.

¿Qué te llevarías a una isla desierta?
Un amigo ó amiga y tabaco (risas).

¿Cuál es tu fruta u hortaliza de Almería preferida?
El pimiento como cultivo y como alimento, prácticamente todas (risas).

¿Qué mejorarías de la comercialización?
Dar a conocer el producto de alta calidad que hacemos, enfatizando las condiciones climatológicas especiales de nuestra zona de cultivo y el uso de control biológico

¿Control biológico ó lucha química?
Control biológico, sin duda (risas). Creo en la biodinámica y en el uso de remedios naturales para mantener la salud vegetal, ayudando al cultivo a eliminar todo lo que le perjudica.

¿Qué semilla cabría esperar para el s.XXI?
Semilla que aumente la producción y mantenga el sabor.

¿Qué opinas sobre el uso eficiente del agua de riego?
Es fundamental para la sostenibilidad del sector.

¿Cómo resolverías el tratamiento de residuos agrícolas?
Los Ayuntamientos deberían de facilitar contenedores apropiados para la recogida de residuos agrícolas procedentes de las explotaciones que pertenecen a su término municipal.

¿Qué opinas de la agrícola sostenible?
No se puede entender una agricultura que provoque daño al medio ambiente.
Si necesitamos un suelo para cultivar, no lo podemos destruir.

¿Qué cambiarías urgentemente en la agricultura almeriense?
No cambiaría nada, creo que ha mejorado mucho en estos últimos años.

Autor: Fernando Paniagua